Ámsterdam es uno de los destinos más visitados de Europa. La capital de Holanda tiene un sinfín de atracciones para todas las edades que reciben a millones de turistas al año, aunque muchas de ellas van dirigidas a un público adulto.

Qué ver en Ámsterdam durante una escala

Qué ver en Ámsterdam durante una escala

El Aeropuerto de Ámsterdam-Schiphol es la terminal áerea más importante de los Países Bajos, además del hub principal de la aerolínea KLM y uno de los aeródromos más concurridos de Europa.

Dentro del aeropuerto, encontrarás restaurantes y todo tipo de comercios para mantenerte entretenido durante una escala. Sin embargo, si se trata de una larga, bien podrías aventurarte a conocer algunos de los atractivos de Ámsterdam.

En este artículo, te diremos qué ver en Ámsterdam durante una escala de 6 horas o más para que puedas hacerte una idea general del ambiente en esta encantadora urbe.

No obstante, para conocer mejor la ciudad, se recomienda reservar un hotel en Ámsterdam por, al menos, un par de noches (ver mejores zonas donde dormir en Ámsterdam).

Qué ver en Ámsterdam durante una escala

Consejos generales

Lo primero que hay que tener en cuenta antes de viajar a la capital holandesa es que, dependiendo de tu nacionalidad, podrías necesitar un visado para viajar a Ámsterdam.

Como es de esperarse, españoles y ciudadanos pertenecientes a la Unión Europea no requieren visa para entrar a los Países Bajos. Sin embargo, sí necesitarás una visa para visitar Ámsterdam si tu pasaporte fue expedido en Ecuador o Bolivia.

Por otro lado, no requieres visado para viajar a Ámsterdam si tu nacionalidad es Argentina, Mexicana, Colombiana o Venezolana, siempre en cuando tu estancia no supere los 90 días (leer lista completa de los países que necesitan visa para viajar a Ámsterdam).

En cuanto al tiempo, procura dejar una hora y media al margen para asegurarte de no perder tu vuelo. Considerando que el aeropuerto está a unos 17 minutos en tren de la Estación Central de Ámsterdam, no será complicado movilizarte.

Puedes caminar hacia todas las atracciones  mencionadas en esta guía desde la Estación Central, pero, para ahorrar tiempo, también puedes reservar un paseo en bus turístico y barco en Ámsterdam para ahorrar tiempo y dinero.

Vista de uno de los canales de Ámsterdam

Vista de uno de los canales de Ámsterdam

También puedes conseguir entradas para las principales atracciones de Ámsterdam con anticipación, pues en sitios emblemáticos como el Museo de Anna Frank se suelen agotar rápidamente.

Visitar Ámsterdam en pocas horas

En un inicio, tendrás que dirigirte a la Estación Central de Ámsterdam en tren desde el aeropuerto de Schiphol. Los billetes de tren se pueden comprar en cada estación, con máquinas táctiles que permiten seleccionar el idioma, la ruta y la forma de pago (efectivo o tarjeta).

Una vez en la impresionante Estación Central, con arquitectura influenciada por el gótico y el renacimiento, debes caminar hacia el suroeste por la calle Damrak, hasta llegar a la primera para de esta ruta: Plaza Dam, en pleno centro de Ámsterdam.

En esta plaza se encuentra el Monumento Nacional de la Liberación, un monolito de marmol con más de 20 metros de altura que hace homenaje a los caídos durante el final de la Segunda Guerra Mundial.

Junto a la Plaza Dam, encontrarás el Palacio Real de Ámsterdam, construido en el siglo XVII. Es en este palacio de la Edad de Oro neerlandesa que la monarquía holandesa organiza recepciones oficiales y banquetes de estado, pero también está abierto para visitantes todos los días, excepto cuando hay eventos de la realeza.

Atracciones de Ámsterdam - Palacio Real

Atracciones de Ámsterdam – Palacio Real

Es recomendable conseguir billetes para el Palacio Real de Ámsterdam con, por lo menos, dos semanas de antelación para evitar las colas que se forman en la entrada de esta espectacular edificación.

Por otro lado, si eres más de cultura pop que de historia, el museo de cera de Madame Tussauds Amsterdam es una buena opción para ti y también se encuentra junto a la Plaza Dam.

Este famoso museo, cuya sede original se encuentra en Londres, te permitirá tener las mejores selfies junto a estatuas de celebridades como George Clooney, Van Gogh y Adele, por nombrar tan solo algunas. Comprar entradas para el Madame Tussauds Amsterdam es también una buena alternativa si viajas con niños.

Siguiendo por la derecha, atravesando uno de los encantadores canales de Ámsterdam, llegarás al reconocido Red Light District o Barrio Rojo.

Este histórico barrio es conocido por sus escaparates donde las prostitutas se exhiben libremente y de forma legal, desde hace siglos. Es tanto el respeto hacia la “profesión más antigua del mundo”  en el Barrio Rojo de Ámsterdam que, en él, encontrarás el primer monumento a las prostitutas y un Museo de la Prostitución.

Estatua de bronce en honor a la prostitución - Barrio Rojo de Ámsterdam

Estatua de bronce en honor a la prostitución – Barrio Rojo de Ámsterdam

Si bien es cierto que para ver al Barrio Rojo en su máximo esplendor, es mejor visitarlo durante la noche, si la hora de tu vuelo no te permite esperar hasta el final de la tarde, debes saber que recorrerlo en el día también invita a perderse entre sus callejuelas con bares, sex shops, coffeehouses donde se puede consumir cannabis legalmente y tiendas.

Coffeeshop del Barrio Rojo de Ámsterdam

Coffeeshop del Barrio Rojo de Ámsterdam

Sex Shop en el Red Light District - Ámsterdam

Sex Shop en el Red Light District – Ámsterdam

Si viajas en familia, resulta mejor idea visitar el Red Light District en la mañana, por ejemplo, para conocer el edificio más antiguo de Ámsterdam: La iglesia Oude Kerk, construida originalmente usando madera como material principal, pero reformada en 1306, donde se le dio un estilo gótico.

Iglesia Oude Kerk de Ámsterdam

Iglesia Oude Kerk de Ámsterdam

Para no perderse de las muchas curiosidades del Red Light District, es una buena idea reservar un tour por el Barrio Rojo de Ámsterdam.

De la Oude Kerk, puedes seguir por la derecha, pasando los tres canales principales de Ámsterdam: Herengracht, Keizersgratch y Prinsengracht. Desde el Prinsengracht, debes dirigirte hacia al sur y, si tienes tiempo y ya el apetito se hace sentir, puedes parar en Jordaan, uno de los barrios más bonitos de Ámsterdam, conocido por su excelente gastronomía.

Siguiendo en dirección al sur, te encontrarás con la casa donde Anna Frank y su familia se refugiaron durante la Segunda Guerra Mundial, Anne Frank Huis, una de las atracciones más concurridas de la capital holandesa.

Atracciones de Ámsterdam - Casa de Anna Frank

Atracciones de Ámsterdam – Casa de Anna Frank

La casa,  actualmente convertida en museo, exhibe documentos históricos, fotografías de la familia y el diario original de Anna Frank, uno de los textos más famosos a nivel mundial. Las entradas para la casa se agotan rápido, por lo que es necesario comprarlas con bastante antelación o reservar un tour sobre la vida de Anna Frank.

A unos pasos de la Anne Frank Huis, se halla la Westerkerk, la principal iglesia protestante de Ámsterdam, con las campanas que Anna Frank decía oír en las páginas de su diario. Esta iglesia de estilo renacentista cuenta con una torre desde donde se pueden obtener excelentes vistas de la ciudad.

En frente de la Westerkerk, verás el Homomonument, un pequeño homenaje a los miembros de la comunidad LGBT que han sido perseguidos por su orientación sexual.

El Homomonument está formado por un tríangulo rosa sobre el suelo, símbolizando el tríangulo que los homosexuales llevaban en sus uniformes dentro de los campos de concentración nazi.

Continuando por el sur, tendrás que girar a la izquierda en la calle Raadhuisstraat hasta llegar a Kalverstraat, donde seguirás en dirección sur. Se trata de una de las principales calles comerciales de Ámsterdam, todo un paraíso para ir de compras.

Al final de Kalverstraat, siguiendo hacia el suroeste, a través de los canales, verás la entrada del Vondelpark, el parque más grande de Ámsterdam, con lagos, toboganes y un teatro al aire libre, entre otras atracciones que lo convierten en el pulmón verde de la ciudad por excelencia.

Si tienes suficiente tiempo, puedes pasar un rato recorriendo el Vondelpark, de lo contrario, dirígete hacia al este para contemplar el Rijksmuseum, dedicado al arte y la historia de Holanda, desde la edad media hasta la actualidad.

Rijksmuseum - Qué ver en Ámsterdam durante una escala

Rijksmuseum – Qué ver en Ámsterdam durante una escala

Aunque la sede del museo es, por sí sola, impresionante, comprar boletos para el Rijksmuseum te permitirá admirar obras de artístas como Rembrandt, Frans Hals y Johannes Vermeer.

El Rijksmuseum se encuentra en Museumplein, la Plaza de los Museos de Ámsterdam, donde también encontrarás el Museo Stedelijk de Arte Moderno, el Museo Van Gogh y el Museo del Diamante, así como áreas verdes que son ideales para picnics.

Qué ver en Ámsterdam - Museo de Van Gogh

Qué ver en Ámsterdam – Museo de Van Gogh

Desde la Plaza de los Museos, puedes coger el tranvía hacia la Estación Central de Ámsterdam, desde donde puedes volver en tren al aeropuerto, pero, si aún tienes energía y tiempo, también es posible regresar caminando hasta la estación, dirgiéndote al norte.

 

 

 

¿Qué te ha parecido esta guía sobre qué ver en Ámsterdam durante una escala? Recuerda que puedes organizarla de acuerdo a las atracciones de Ámsterdam que mas te interese ver y las horas de tu escala.

Actividades, tours y visitas guiadas en Ámsterdam

Leave a Reply