Frankfurt (o Fráncfort) es uno de los destinos de negocios más importantes a nivel mundial, ya que es la sede del Banco Central Europeo.

Esta urbe alemana destaca por estar junto al Río Meno (Main en alemán) y por sus rascacielos que le han adjudicado el apodo de “Mainhattan”, en un guiño a Nueva York.

Consejos para alquilar un coche en Frankfurt

Consejos para alquilar un coche en Frankfurt

Además, Frankfurt es para muchos turistas y viajeros de negocios la principal puerta de acceso a Alemania, gracias a su aeropuerto que cuenta con vuelos a otros destinos de Europa y el resto del mundo.

Aunque la ciudad dispone de un sistema de transporte público eficiente, alquilar un coche en Frankfurt te permitirá tener mayor privacidad y viajar con estilo, sobre todo si el motivo de tu visita es negocios.

De igual manera, es importante tomar en cuenta que el coste de los taxis en Frankfurt es elevado, incluso para estándares europeos y, por lo tanto, te vendrá bien tener un vehículo para tu viaje.

Otra de las ventajas de alquilar un coche es que, en caso de que quieras o tengas que trasladarte a otras ciudades cercanas, no tendrás que depender de los trenes y sus horarios, por lo que podrás mantenerte fiel a tu itinerario.

Sin embargo, hay ciertas cosas que debes tener en consideración al momento de alquilar un coche para tu estancia en esta ciudad alemana. En este post, compartiremos algunos consejos para alquilar un coche en Frankfurt.

Consejos para alquilar un coche en Frankfurt

En primer lugar, es importante que te tomes un tiempo para familiarizarte con las señales y leyes generales de tránsito, ya que la legislación de Alemania es especialmente estricta.

Una de las normas de circulación en Frankfurt implica que los vehículos deben llevar una pegatina que indique que emiten bajas cantidades de CO2.

Aunque la mayoría de los coches de alquiler ya están adaptados a esta normativa, no está de más preguntar cuando decidas alquilar un coche en Frankfurt.

Debes saber que la mayoría de los coches en Alemania son de transmisión manual y, en caso de que quieras alquilar un vehículo automático, tendrás que escoger sabiamente entre las opciones disponibles que, además, podrían incluir un cargo adicional.

También es primordial alquilar vehículos con un mínimo de dos semanas de anticipación, para conseguir mejores ofertas y evitar los costes extras que se aplican cuando utilizas este servicio al llegar al destino.

Por otro lado y, como es de esperarse, necesitarás una licencia de conducir válida y vigente para poder alquilar un coche.

De igual manera, te será útil llevar dinero en efectivo para los peajes que se ubican en la mayoría de las autopistas alemanas, ya que, de esta manera, estarás ahorrando tiempo mientras conduces a través de esta moderna ciudad y sus alrededores.

Otro factor a tomar en cuenta es la época de tu visita. Si, por ejemplo, optas por viajar a Frankfurt en invierno, podrías pedirle a la compañía de alquiler de coches unos cauchos especiales para la nieve y, por supuesto, tendrás que ser muy precavido, sin importar las zonas por las que transites.

Del mismo modo, puedes solicitar un GPS que te ayude a moverte entre los diferentes barrios de Frankfurt o a otras ciudades cercanas, escogiendo siempre la mejor ruta. Si bien es cierto que este servicio, como cualquier otro, puede representar un coste adicional, merece la pena la inversión, sobre todo si no hablas alemán, ya que puedes pedir que sea configurado a inglés o castellano.

Por último, tienes que tener en cuenta que, al igual que en el resto del mundo, si quieres alquilar un coche en Frankfurt y devolverlo en otra ciudad, es muy probable que debas agregar un importe extra a tu presupuesto de viaje.

Para más información sobre esta ciudad, visita nuestra guía sobre dónde dormir en Frankfurt.

Leave a Reply