Descubrir y probar cosas nuevas, paisajes y culturas diferentes, es disfrutar la vida de forma distinta a como estamos acostumbrados. Si ha llegado el momento de elegir un destino que te haga salir de la rutina, Kioto es el lugar ideal, con un legado de ensueño en el que abundan templos, palacios, castillos y jardines con la arquitectura más suntuosa que puedas imaginar y una vasta cultura por demás envidiable.

Qué ver en Kioto, Japón

Qué ver en Kioto, Japón

Kioto es un ensueño. Si, porque el solo leer los caracteres del  hiragana y katakama (alfabeto japonés) que se combinan para designarlo -Kyoto- remiten a manifestaciones desconocidas, extrañas o imaginarias que de seguro harás tangibles toda vez que trasciendas por los fastuosos lugares que tienes qué ver en Kioto.

Su legado milenario está plagado de templos, castillos, palacios y jardines que la distinguen como una de las importantes y predilectas urbes japonesas, portadora de un rico patrimonio histórico, cultural y arquitectónico reconocido por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad.

Aunque hacer turismo en esta ciudad nipona no es solo visitar  monumentos históricos, forman parte del  qué ver en Kioto, dado que ilustran el desarrollo de la arquitectura religiosa y artística de Japón, incluso, del poder político  pues en la antigüedad fueron construidos para honrar a los emperadores como es el caso del santuario Heian-Kyo, dedicado a los emperadores Kanmu y Komei el primer emperador que habitó en Kioto y el último que residió en ella antes de que fuese trasladado Tokyo a capital de Japón.

Data la misma historia los tres lugares influyentes en Kioto, los monumentos relacionados con la familia imperial, de ahí el epónimo de “ciudad imperial” zona en la que se preservan los lugares más emblemáticos de la segunda ciudad más importante de Japón y la que alberga aun más de mil templos budistas.

Techos del palacio imperial y Kyoto Tower al fondo

Techos del palacio imperial y Kyoto Tower al fondo

Se pueden recorrer en Kyoto Gyoen, incluyendo el Palacio Imperial de Kioto y el Palacio Imperial Sento, ambos fueron residencia de de los emperadores de Japón; la Villa Imperial Karsura y la Villa Imperial Shugaku in, considerado entre los mejores jardines de Japón.

En Kioto, las maravillas arquitectónicas son verdaderas joyas en las que se conjuga la armonía entre la naturaleza y la creatividad del espíritu humano, forman parte del qué ver y así lo puedes constatar en el Palacio Imperial de Kioto o Kioto Gosho en el Imperial Park. Una referencia obligada, fue la residencia de la familia imperial japonesa hasta que el sistema de gobierno tomó como capital a Tokyo.

Otros monumentos que te dejarán fascinado es el templo de Kiyomizu, en el monte Otawa, debajo de él se encuentra un manantial de agua, sin duda, una de las mejores vistas sobre Kioto.

Clave en la ciudad nipona por lo que la tienes qué ver en Kioto, es la la Torre, uno de los principales emblemas de la ciudad. La Torre de Kioto, aunque tiene un aire moderno, está impregnada de tradición, posee forma de cohete de la Nasa y en su interior alberga un hotel y locales comerciales.

También vale la pena dirigirse a las colinas del noroeste para contemplar los magníficos jardines zen de Daitoku-ji y Ryoan-ji o apreciar el Golden Pavilion o Kinkaku-ji. El  Nijo-jo, es otro magnifico palacio, está decorado al estilo del siglo XVIII, pero no menos alucinante es admirar las villas imperiales de Shugaku- en- Rikyu y Katsura Rikyu.

Qué ver en Kioto - Golden Pavilion

Qué ver en Kioto – Golden Pavilion

El fantástico jardín de Jisho-ji, rodeado de jardines repletos de musgo y el Pabellón Ginkaku forman parte de otros atractivos imperdibles en Kioto, ubicados al noreste de la ciudad.

Jardines de Jisho Ji - Qué ver en Kioto

Jardines de Jisho Ji – Qué ver en Kioto

Cosas que ver en Kyoto - Ginkaku Pavilion

Cosas que ver en Kyoto – Ginkaku Pavilion

Como te darás cuenta, hay muchos lugares qué ver  en Kioto  y entre ellos toda una exhibición natural que aglomera a  japoneses y a visitantes, como la que brinda el Hanami (espectáculo de ver flores),  es una celebración que se realiza entre marzo y abril, para ir a contemplar la belleza del paisaje cuando los cerezos florecen.

La tradición convoca a los nipones a las plazas y parques donde realizan picnic  y veladas para apreciar las maravillas de la generosa naturaleza que sorprende con la indescriptible admiración  que irradian las flores de cerezo entre rosa pálido y blanco.

Es un hechizo que podrás vivir el parque Maruyama, en el barrio de Gion; en las márgenes del río Kamo Kamogawa en pleno centro de Kioto, uno de los sitios más populares para pasear y hacer picnic. También en el Paseo del filósofo; Arashiyama y en los templos y jardines Ninnjani y Daigoji.

Cerezos en flor en el parque Maruyama

Cerezos en flor en el parque Maruyama

Festival de Hanumi en el Paseo del filósofo

Festival de Hanumi en el Paseo del filósofo

En realidad hay mucho qué ver en Kioto; si visitas por ejemplo el pintoresco distrito de Gion, te toparás entre callejuelas, parques y majestuosos santuarios a las geishas ataviadas con su tradicional kimono de distintos colores, el rostro maquillado de blanco y sus típicos peinados . Otro atractivo del lugar, son las tradicionales casas de té distribuidas entre los vetustos edificios y restaurantes de comida típica.

Atardecer en Gion

Atardecer en Gion

Calles de Kioto - Barrio tradicional

Calles de Kioto – Barrio tradicional

El Toei Uzumusa Eigara, es un barrio en el que puede encontrarse un estudio de filmación (Kyoto Studio Park) y un parque temático entre las atracciones turísticas, con réplicas de edificios tradicionales japonenses en los que han sido rodadas varias películas de acción con samuráis.

Kyoto Studio Park – crédito: jpinfo.com

La jerarquía sobre qué ver en Kioto, le corresponde ahora al Paseo del filósofo o Camino de la filosofía en el barrio  Higashiyama, una ruta que forma parte del sistema de canales hasta el lago Biwa, marca el trazado de muchas de las antiguas calles de la ciudad; a lo largo del paseo existen pequeñas tiendas de artesanía, galerías de arte y cafeterías, además de lo que abunda en Kioto, templos y santuarios.

Paseo del filósofo - Kyoto

Paseo del filósofo – Kyoto

Los bosques de bambú de Arashiyama, son de  especial belleza que tienes qué ver en Kioto, surgen entre agitadas montañas de viento denso  y rincones  inundados de vegetación. Aquí habitan los macacos japoneses en representación de la fauna y de la flora nipona, si los aprecias, seguro te van a dejar sin aliento.

Bosque de bambú de Arashiyama - Kyoto

Bosque de bambú de Arashiyama – Kyoto – Crédito: japantravel.com

Kioto es deseada por guardar grandes atributos, es una ciudad de arte y cultura, posee un gran número de museos entre losque figuran el Museo Nacional de Kioto, el Museo Internacional de Manga, el Museo de la Locomotora de vapor de Umekoji. En otra categoría, sobresale el Zoológico Municipal de Kioto,  el segundo de importancia en Japón.

Una mención especial sobre qué ver en Kioto, es el tradicional festival el Kamo Matsuri o Aoi Matsuri, se celebra en el mes de mayo y tiene por característica ofrecer geranios a los dioses y decorar los templos de forma armónica y majestuosa.

En el mes de julio, tiene lugar el festival de Gion Matsuri, en el que participan numerosas carrozas en el desfile que se exhibe en cada ciudad  pero de especial manifestación en Kioto, el mayor atractivo lo ofrece la regia decoración de las  carrozas.

Un evento sin igual y que tienes qué ver en Kioto, es el Bon Odori, se celebra en agosto, sobresale por el encendido de hogueras en las montañas a fin de guiar a los espíritus en su vuelta a casa.

El “festival de las edades” el Jidai Matsuri, incluye procesiones que recrean varias épocas históricas de Kioto; parten desde el Santuario de Heian hasta el Palacio Imperial, donde varias comitivas representan la evolución cultural e histórica de Kioto.

Desde el ámbito educativo, Kioto es reconocida como uno de los centros académicos del país; uno de sus iconos más influyentes en materia educativa lo constituye la Torre del reloj, habitual sede de congresos en la Universidad  de Kioto.

Un punto clave al momento de movilizarte en la ciudad, para disfrutar de cuánto tienes qué ver en Kioto, es el transporte. Desde la Estación de Kioto tienes las opciones para  recorrer plácidamente todos los rincones de esta enigmática ciudad.  Posee un estilo futurista, es uno de los más grandes del país; incorpora centros comerciales, hotel, cines y varias instalaciones del gobierno municipal de Kioto, incluso, la red ferroviaria dispone de conexiones con otras ciudades.

Reflejos de la torre de Kyoto sobre la estación principal

Reflejos de la torre de Kyoto sobre la estación principal

Recuerda que esta urbe es reconocida por la belleza de su entorno natural, de allí que tienes qué ver en Kioto desde el ferrocarril panorámico Sagano, todo un paisaje de embrujo, el tren recorre en siete kilómetros, un viaje de ida y vuelta que dura unos 25 minutos; mientras se desliza entre las montañas verás el verdor de sus colinas, durante la primavera los rosados cerezos en flor y entre noviembre y diciembre los tonos intensos del otoño.

Y si quieres apoderarte de las tradiciones niponas, busca hospedarte en un ryoakan, son posadas en las que dormirás en las típicas esteras que se colocan en el suelo; seguro que no extrañarás la cama doble “king size” u otras comodidades.

Te deseamos una buena estadía, son muchos los fantásticos lugares que te esperan por qué ver en Kioto.

About the Author

Leave a Reply