Museum für Naturkunde - Berlín

Museum für Naturkunde – Berlín

La cantidad de familias caminando en dirección al museo tenía que haberme alertado. Si odias los niños, un domingo no es el mejor día para una visita a un sitio con esqueletos de dinosaurios.

El Museo de Ciencias Naturales de Berlín, también conocido como Museum für Naturkunde fue fundado en 1810 y es una de las instituciones científicas más antiguas de Europa. Se ubica en un edificio palaciego al norte del céntrico distrito de Mitte, junto a la estación de metro Naturkundemuseum y muy cerca de la Estación Central de Berlín (Hauptbanhof).

Su colección consta de más de 30 millones de piezas de paleontología, zoología y minerología. El Naturkunde es particularmente famoso por dos especímenes en particular, el esqueleto de dinosaurio montado más alto del mundo, perteneciente a un girafatitan y el fósil de Archaeopteryx, el ave más antigua descubierta hasta la fecha.

Museo de Ciencias Naturales de Berlín

Museo de Ciencias Naturales de Berlín

Nada más entrar y pagarle la entrada a la que probablemente sea la funcionaria de museo más amargada de Berlín, me dirigí al guardarropas a dejar las chaquetas, sí, en plural.

Tal y como había sospechado, el museo estaba repleto de niños extasiados por ver animales disecados y de padres con cara de absoluta desesperación suicida.

La primera sala que te encuentras es el Hall de los dinosaurios, una especie de mega patio interior que a su vez hace de distribuidor del edificio principal del museo. En el centro de la sala se encuentran cuatro de sus habitantes más célebres, los esqueletos montados de kentrosaurio, diplodocus, girafatitan (o braquiosaurio) y dicraeosaurio.

Hall de los dinosaurios, Naurkunde Museum Berlín

Hall de los dinosaurios, Naturkunde Museum Berlín

El inmenso esqueleto de girafatitan fue excavado por el paleontólogo alemán Werner Janensch entre 1909 y 1913 en Tanzania, sus huesos proceden en realidad de dos especímenes de similar tamaño. Sus 13 metros de alto y 22 de largo lo convierten en el fósil montado de dinosaurio más alto del mundo.

Una vez se deja el Hall de los dinosaurios, en el lado derecho se encuentra una sala titulada “Obras maestras de la taxidermia”, en la que se exponen algunos de los mejores trabajos de disección del museo, además de los procesos llevados a cabo para conseguir el animal disecado perfecto.

Obras maestras de la taxidermia - Museum für Naturkunde

Obras maestras de la taxidermia – Museum für Naturkunde

Es aquí donde pasan a residir algunas de las celebridades del Zoológico de Berlín cuando fallecen. Es el caso del famoso oso polar Knut.

Knut nació en diciembre del 2006 en el Zoo de Berlín. Fue rechazado por su madre y criado por los cuidadores del parque. Se convirtió en el primer ejemplar de oso polar en sobrevivir su infancia en el zoológico.

Saltó a la fama en el año 2007, después de que se publicase en el tabloide alemán Bild una historia en la que un ambientalista expresaba su preocupación por la forma poco ortodoxa en la Knut estaba siendo criado y pedía su regreso a la vida salvaje.

Lejos de cumplir su cometido, la columna en Bild atrajo gran cantidad de atención nacional e internacional. Posteriormente se creó una plataforma y hubo hasta manifestaciones para que Knut se quedase en su lugar natal. El oso se convirtió en la estrella del zoo y en un éxito mediático y del merchandising.

Knut falleció el 19 de marzo del 2011 a los 4 años a causa de una encefalitis.

Knut

Knut

Otros famosos habitantes de esta sala son Bobby, el gorila estrella del Zoo de Berlín durante los años 20 y 30, o el hipopótamo hijo de uno de los únicos animales en sobrevivir la Segunda Guerra Mundial en el zoológico.

Casi todos los animales expuestos en esta sala son de una calidad excelente pese a que algunos especímenes datan de antes de la Guerra. De hecho, las técnicas empleadas en la taxidermia actual poco han cambiado desde el Berlín de los años 30. Sin embargo, definitivamente no todos los animales han sido disecados con la misma habilidad o gracia.

Ocelote con mala suerte

Ocelote con mala suerte

A partir de aquí, la visita se hace un poco más tediosa, con una sala rodeada de peces en formol, una gran colección mineralógica y reproducciones gigantes de insectos.

Peces en formaldehido - Museo de Ciencias Naturales de Berlín

Peces en formaldehido – Museo de Ciencias Naturales de Berlín

Vale la pena destacar la sección de “Evolución en acción”, con gran cantidad de especímenes extintos como el quagga, el huia o el tigre de Tasmania.

Esqueleto de chimpancé - Evolución en acción

Esqueleto de chimpancé – Evolución en acción

Por último visité la exposición temporal sobre los osos pandas, en la que se exhibían varios especímenes disecados, pieles y huesos desde el descubrimiento de este animal (desde un punto de vista occidental) a mediados del siglo XIX, hasta nuestros días.

Osos panda disecados, siglo XIX vs siglo XXI

Osos panda disecados, siglo XIX vs siglo XXI

Al final sobreviví la avalancha de niños y disfruté del museo como si yo fuese un crío más.

Información útil

Dirección: Invalidenstrasse 43 10115 Berlín
Metro / Tren: Naturkundemuseum (U6) Nordbanhof (S1, S2, S25)
Tranvías: M5, M8, M10
Teléfono: +49 (0)30 2093-8591
Web: naturkundemuseum-berlin.de

Horarios y precios Museo de Ciencias Naturales de Berlín

Martes a viernes: 9.30 a.m. – 6.00 p.m.
Sábados, domingos y festivos: 10.00 a.m. – 6.00 p.m.
Lunes: cerrado

Tarifa regular: 6 euros
Niños: 3,50 euros

Más para tu viaje a Berlín

Información útil

Existen varias oficinas de turismo repartidas por todo Berlín, desde la Estación Central, pasando por la Puerta de Brandeburgo o Alexanderplatz. Encuentra la más cercana en la página oficial de Turismo de Berlín.

Dormir en Berlín

Berlín dispone de varias opciones económicas para alojarse y una excelente relación calidad-precio. Al carecer de un “centro de la ciudad” propiamente dicho, la zona para alojarte dependerá de tus preferencias.

Sobre el autor

Me llamo Luis Cicerone. Cuando era pequeño me paseaba por casa con un atlas en la mano. Mis domingos lluviosos transcurrían memorizando mapas y capitales. A los quince años hice mi primer viaje en solitario y desde entonces viajo cada vez que puedo. Trabajo en marketing turismo en una agencia de viajes online como International Manager para el Medio Oriente y África. Me encanta la fotografía, las películas en versión original y los vídeos de gatos en Youtube.

4 Comentarios
 
  1. Nosotrostellevamos 19 Febrero, 2015 at 5:41 pm Responder

    Totalmente recomendable esta visita. A nosotros nos parece obligada!

  2. Jorge Amarillas 4 Febrero, 2015 at 11:14 am Responder

    Me encantó Berlín no pude ir a este museo pero recomiendo encarecidamente el Pergamo. Hay que repetir.

  3. Ali (DinkyViajeros) 2 Febrero, 2015 at 11:46 pm Responder

    ¡Anotado! Evitar ir el domingo al museo. Y no porque odie a los niños… ;)

    Saludos!

  4. Sam 2 Febrero, 2015 at 6:58 pm Responder

    Imagino que si hubiese crecido en Berlín, yo hubiera estado un de estos niños extasiados también! Me encantaban los dinosaurios como niño, pero ahora tengo que decir que todos me parecen iguales. Sin embargo, me gustaría visitar a ese museo – todavía no he visitado a ningún en Berlín!

Leave a Reply