Santiago de Chile poco tiene que ver con los espectaculares paisajes naturales del estrecho país andino del que la ciudad es capital. El ruido, la gente, el esmog o el constante tránsito de sus avenidas facilitan que los viajeros pasen por Santiago sin prestarle demasiada atención, en visitas que raramente se dilatan más de un día. Pero esta urbe de más de 5 millones de habitantes esconde, a pocos kilómetros del centro, auténticos parajes naturales (a los que es posible acceder en transporte público) que harán las delicias de aquellos que no dispongan de tiempo para visitar Torres del Paine o el Valle de la luna.

Cajón del Maipo

Cajón del Maipo. A.I.

Cajón del Maipo. A.I.

Este espectacular desfiladero atravesado por el río Maipo hará sentir al visitante muy pequeño en comparación con los picos de 3.000 y 4.000 metros que lo forman. Podremos disfrutar de trekkings increíbles a través de volcanes, cascadas, termas naturales o glaciares. El parque natural es inmenso por lo que se puede disfrutar de sus actividades durante más de una jornada. La entrada es libre.

Cómo llegar: Apearse en la parada de Metro Bellavista la Florida (Línea 5) y coger el micro bus nº 72 hasta San José de Maipo

Puedes encontrar más información aquí y aquí.

Santuario de la naturaleza del Arrayán

Santuario de la naturaleza del Arrayán. A.I.

Santuario de la naturaleza del Arrayán. A.I.

Previo pago de 2.500 pesos (unos 4 euros) podremos adentrarnos en el bucólico paraje donde nace el río Maipo (que pasa por Santiago de Chile). Esta reserva perfectamente equipada para picnics campestres se llena hasta los topes durante los fines de semana, así que si queremos disfrutar de la tranquilidad de su naturaleza deberemos adentrarnos varios kilómetros al interior. Entre las actividades que ofrece destacan la pesca con mosca, los paseos en bicicleta, las piscinas naturales o el montañismo.

Cómo llegar: En autobús hasta la Plaza San Enrique (final de la avenida Las Condes). Una vez allí lo mejor es coger un taxi compartido que cubra los cinco kilómetros hasta la entrada del parque.

Puedes encontrar más información aquí.

Parque Natural Aguas de Ramón

Parque natural Aguas de Ramón. A.I.

Parque natural Aguas de Ramón. A.I.

Esta reserva natural, perfectamente señalizada y equipada, ofrece al visitante tres posibles recorridos. Los dos primeros, con una longitud de 1 Km. y 6,6 Km. (ida y vuelta), son de fácil acceso y asequibles para cualquier persona con un mínimo de forma. El tercero —de 17’2 Km. (ida y vuelta)—, apodado Salto de Apoquindo, solo es recomendable para aquellos con un mínimo de conocimientos sobre excursionismo. Los guardas son muy estrictos con las horas de entrada y salida: si se desea realizar el recorrido más largo se requiere acceder al parque antes de las 10:00, para el segundo —6’6 Km—el límite son las 14:30 y para el tercero una hora antes del cierre. En este espacio natural podremos disfrutar del río y de sus piscinas naturales, pero si queremos apreciar la cascada que da nombre al Salto de Apoquindo deberemos optar por el recorrido más largo.

Cómo llegar: Lo más recomendable es dirigirse a la parada de metro Príncipe de Gales y subirse alguno de los autobuses que paran en la calle Onofre Jarpa. Desde ahí podemos subir a pie (25 minutos) o coger un taxi.

Puedes encontrar más información aquí.

Bonus: Parque Metropolitano

Estatua de la Virgen María que corona el Cerro de San Cristobal. Es el segundo punto natural más alto de la ciudad. A.I.

Estatua de la Virgen María que corona el Cerro de San Cristobal. Es el segundo punto natural más alto de la ciudad. A.I.

Si solo disponemos de unas horas en Santiago y queremos disfrutar de la naturaleza lo mejor es dirigirnos a los cerros de San Cristóbal, Chacarillas y Los Gemelos, visibles desde prácticamente cualquier punto de la ciudad. Este trío de zonas verdes forman el parque más grande de Chile y uno de los más grandes del mundo (772 hectáreas). Además de numerosos senderos para practicar senderismo dispone de un zoológico y un funicular. Desde la cumbre se pueden apreciar, si la nube de esmog nos lo permite, unas magnificas vistas del skyline de Santiago. Se recomienda tener precaución con los numerosos ciclistas que recorren los caminos.

Cómo llegar: Hay numerosos autobuses que se dirigen a las diferentes puertas del parque. Lo mejor es preguntar.

Puedes encontrar más información aquí.

About the Author

Aitor es un periodista, viajero, fotógrafo, camarógrafo y blogger, en ese orden. Actualmente reside en Santiago de Chile pero nada le impediría vivir pasado mañana en Australia (necesitaría un día para el visado). Eternamente freelance de profesión, reporta todo aquello que le parece interesante en su blog personal aitoriturria.com y, algunas veces, en algún que otro medio de prestigio.

Leave a Reply