El Xieng Khuan, también conocido como Buddha Park es un fantástico lugar convertido en parque que se encuentra en medio de la naturaleza. Este parque está localizado en Laos, a unos 25 Km al sur de Vientiane.

Xieng Khuan, el parque de los budistas

Sin duda, uno de sus atractivos más destacable son las esculturas diversas de budas que alcanzan un número superior a las 200. Estas esculturas representan tanto a dioses como a semidioses hindúes y budistas además de demonios, humanos y animales.

Cada escultura está caracterizada de una forma muy peculiar, contando con dimensiones muy dispares además de calaveras, cabezas de dragón, colas de pez, etc.

La primera sensación que tenemos al entrar al parque es que lleva siglos construido, aunque la verdad es que se inauguró en el año 1958.

De entre todas las esculturas hemos encontrado una que parece ser la que más llama la atención a sus visitantes, y es una escultura con forma de calabaza gigante dotada de tres niveles conectados mediante una escalera en espiral. Cada uno de estos niveles tiene un significado. El primer nivel representa el Infierno, el segundo nivel la Tierra y el tercer nivel es el Cielo.

En cada uno de los niveles podemos apreciar distintas esculturas que hacen referencia al lugar en el que se encuentran. Si subimos a la parte superior podremos disfrutar de una fabulosa panorámica de todo el parque.

No obstante también encontramos otras esculturas muy interesantes como lo es el buda reclinado que mide 40 metros de largo.

Se trata de uno de los lugares más bonitos y que no debemos dudar ir a visitar en caso de que viajemos a la exótica ciudad de Vientiane.

Leave a Reply