Cuando la Oficina de Turismo de Flandes me contactó para que asistiera a algunos de los muchos festivales que cada año se organizan en Flandes no sabía qué contestar. Después de todo, no soy para nada un animal de festivales y las muchedumbres suelen producirme una cierta fobia. Sin embargo dije que sí.

Y me alegro de haberlo hecho.

Supuse que asistir a un festival de verdad en una ciudad desconocida iba a ser la mejor manera de iniciarme en este tipo de experiencias musicales y viajeras.

En la lista de eventos que me ofrecieron había unas veinticinco opciones. Y es que Flandes es una tierra de festivales, especialmente durante el verano.

Para poder encajar mi agenda con los eventos y a la vez escoger un género de música que me gustase lo suficiente como para no desperdiciar la entrada, escogí el fin de semana del Belgium Rythm and Blues Festival, conocido también como Blues in Peer.

Entre sus dos nombres, diría que el segundo es más acertado, ya que el festival tiene mucho más de blues que de rythm. Nada de Beyoncé.

Sin embargo, no es blues todo lo que parece y la edición del 2012 contó con muchos estilos musicales afines, como el jazz, el country, el rock and roll y el soul.

El Blues in Peer lleva ya 27 ediciones dándolo todo. Por su escenario han pasado leyendas como Etta James, Solomon Burke o el mismísimo Ray Charles, entre otras muchas estrellas.

A los artistas ya fallecidos que han participado en el BRBF se les homenajea con una foto en el salón de la fama del recinto. “Amy Winehouse se nos escapó”, bromeaba el director de la organización del festival con el que tuve la ocasión de charlar un rato.

Aunque el tiempo no acompañó del todo, de hecho la lluvia y el barro fueron una constante durante todo el día, nada pudo empañar las actuaciones de algunos grupos que hasta ese momento eran desconocidos para mí.

El festival abrió con Keb’ Mo’ Band y su polifacética mezcla de blues, folk, rock, jazz y una pizca de pop.

Keb Mo Band

Le siguieron los enérgicos The Soul Rebels, que supieron como nadie levantar a la gente de sus asientos y vibrar al ritmo de su pegadizo jazz-funk.

The Soul Rebels

Nick Lowe puso la nota más melódica de la noche.

A continuación Kenny Wayne Sheppherd con su virtud para la guitarra arrancó aplausos casi ilimitados de la audiencia con cada magistral solo de cuerdas que tocaba.

Kenny Wayne Sheppherd

Y por último, el plato fuerte de la noche fue John Kay and Steppenwolf, Un grupo de rock americano con tantos años como energía y tablas.

Steppenwolf

El Rythm and Blues Festival de Bélgica me dejó con muy buen sabor de boca.

Sobre el autor

My name is Luis Cicerone. When I was little, I would walk around the house with an atlas in my hand. My rainy Sundays were spent memorising maps and capitals. At fifteen I did my first solo trip and since then I travel whenever I can. I work in travel marketing. I love photography, movies and cat videos.

7 Comentarios
 
  1. Me quedé con ganas de ir al Festival de Blues, ahora veo lo que cuentas y todavía estoy más convencido de que tengo que ir el año que viene. La verdad es que Flandes tiene tantos eventos que visitar que necesitarías unos cuantos meses y no los viviríamos todos.

    Un abrazo.

  2. Festivales de Flandes: Belgium Rythm and Blues Festival http://t.co/5R0Zzc9C
    #Bélgica #Europa #Flandes

  3. @heidi_vdb at Responder

    Festivales de Flandes: Belgium Rythm and Blues Festival http://t.co/V4p4SSey #fiaf12

  4. Aventuras de Cicerone ? Festivales de Flandes: Belgium Rythm and Blues Festival (vía @xixerone_) http://t.co/hBZ2hz7Z

  5. Pau at Responder

    Jejeje pedazo experiencia. Este sábado vuelo a Flandes… pero de vacaciones :D

  6. Nueva entrada en el blog: Festivales de Flandes: Belgium Rythm and Blues Festival http://t.co/5R0Zzc9C #viajes #turismo

Leave a Reply