1. Aprende a regatear. La India es un país de comerciantes, hace falta negociar el precio de una botella de agua en la tienda de la esquina, un souvenir en el mercado o un taxi sin taxímetro. Incluso por las habitaciones de hotel se regatea. Todo es negociable.

2. Lleva siempre papel higiénico encima. Es extremadamente complicado encontrar papel de baño en la mayoría de los lavabos en India, básicamente porque en esta zona se utiliza la mano izquierda y el chorro de agua  para esos menesteres. Es difícil encontrar papel en cualquier retrete fuera de los aeropuertos principales u hoteles de lujo, así que lo mejor es ir preparado.

3. Acepta e interioriza que eres extranjero, prepárate para que se te queden mirando en todo momento.

4. En relación con el punto 3, prepárate para que todo el mundo te intente timar. Hay que tener cuidado de la gente que se sale de la nada y te empieza a hablar. Si en los primeros 5 minutos de conversación ha dicho las palabras “negocio”, “gemas”, “alfombras” o te habla de algún taller de artesanía local en el que no compran los turistas, simplemente sonríe, di “no, thank you” y continúa andando.

5. Usa el transporte público cada vez que puedas. El metro de Delhi o los trenes y autobuses locales son un sitio fantástico para adentrarse en la cultura de la India y conversar con la gente. Prepárate para que la gente se te quede mirando ya que los turistas no suelen usar el transporte público.

6. ¡Lleva calzado cómodo! Los zapatos para caminar o zapatillas cómodas son las mejores. Es posible usar chanclas o sandalias, pero prepárate para ser el único que las lleva y para tener los pies negros de la contaminación y el polvo de las ciudades indias.

7. Lleva siempre desinfectante para las manos. 

8. Mira bien por dónde caminas mientras exploras la ciudad. Las aceras y las calles de la India no suelen estar bien mantenidas y los baches y agujeros (llenos de basura y heces de animales) abundan, lo sé por experiencia propia.

9. Mantente alejado del agua del grifo, pero no tanto. De acuerdo con la mayoría de tips, consejos y guías que leí antes de ir a la India, el agua del grifo es muy perjudicial y se debe evitar a toda costa. Mientras estuve allí utilicé el agua embotellada para la sed, pero me lavaba los dientes y las manos con agua del grifo e incluso bebí agua filtrada en alguna casa de las que me invitaron sin que mi estomago padeciera (demasiado). 

10. La diarrea es parte de la experiencia. Mentalízate y recuerda llevar medicamentos para combatirla y un buen seguro de viajes.

11. Come donde comen los indios. No sólo porque será la comida más barata que vas a encontrar, sino porque probablemente sea muchísimo más buena que la del restaurante para turistas en la zona pija de la ciudad.

One Comment
 
  1. Andree 23 diciembre, 2010 at 9:39 pm Responder

    Viva el punto 4

Leave a Reply