Clima y cuándo visitar París

Cuál es la mejor época para viajar a París

De manera general, París disfruta de un clima muy agradable la mayor parte del año, principalmente en los meses de verano en donde las temperaturas pueden encontrarse entre los 15 – 25°C. La primavera y el otoño son placenteros y suaves, pudiendo haber días cálidos, frescos y noches muy agradables.

Durante el invierno, las temperaturas pueden disminuir considerablemente, pudiendo el termómetro posicionarse entre los 3 – 8°C. Aunque los inviernos Parísinos son fríos, la temperatura es tolerable por aquellos turistas acostumbrados a climas tropicales o calientes, comparándose con los inviernos de otros países tales como Alemania o Reino Unido. Basta con un buen abrigo para poder disfrutar de la ciudad cómodamente en invierno. La nieve no es muy común en París, aunque en algunas ocasiones pueden visualizarse algunos copos. Por otro lado, la lluvia puede caer durante todo el año de manera repentina. París es conocida por ser una ciudad lluviosa, por lo que llevar paraguas durante los recorridos callejeros es importante.

Viajar a París en invierno

Viajar a París en invierno es una opción para aquellos que quieran disfrutar del ambiente navideño que se vive en la ciudad y que quieran también disfrutar de las atracciones turísticas sin la cantidad de personas que podrían encontrarse en altas temporadas.
En la ciudad suelen establecerse mercaditos navideños en los cuales encontraras toda clase de productos artesanales y suvenires, además de puesticos de comida en los cuales disfrutar de los famosos crepes, vino caliente, chocolate caliente, entre otros. Varias pistas de patinaje sobre hielo son instaladas alrededor de la ciudad, si este deporte te entusiasma.

Vídeo de París en invierno

Viajar a París en primavera

En primavera las temperaturas aumentan un poco, siendo Mayo el mes en el cual la ciudad alcanza una temperatura muy agradable, una de las mas apreciadas por los turistas que quieren recorrer plácidamente la ciudad. Durante esta época, pueden disfrutarse de festividades religiosas tales como la Pascua y eventos como la primera semana de la moda del año.
Algunos eventos deportivos se llevan a cabo en esta época, como lo son la Maratón Internacional de París en abril y el Open de Tenis en mayo.

Viajar a París en verano

En esta época es cuando París recibe la mayor cantidad de turistas. En verano, los precios tienen a aumentar, sin embargo muchas opciones para disfrutar de la ciudad, como la apertura de las terrazas para disfrutar de un café al aire libre se encuentran disponibles.
Muchas fiestas nacionales como St. Denis y Día de la Bastilla se llevan a cabo en verano. El Tour de Francia, uno de los eventos del ciclismo más importantes del mundo también se lleva a cabo en estos meses, específicamente en el mes de julio.

Viajar a París en otoño

En otoño los precios en París suelen bajar en comparación a los precios de temporada. Las temperaturas de igual forma comienzan a bajar haciendo de la ciudad un lugar más fresco para recorrer. La segunda semana de la moda de Paris puede disfrutarse en esta época, así como muchos otros eventos tales como otros desfiles internacionales de moda, la Fiesta de la Vendimia de Montmartre y la Carrera hípica del Arco del Triunfo.