Breve historia de París

La historia de parís comienza alrededor de los 250 años AC cuando una comunidad de pescadores estableció su aldea a orillas del rio Sena, denominándola Parísii. Debido a la expansión del poder el Imperio Romano, Parísii fue conquistada por este, fundando los romanos una ciudad llamada Lutecia, al margen del rio Sena. Durante este periodo de romanización, se construyeron edificaciones y estructuras relacionadas con la cultura romana de aquella época, tales como murallas y circos de los cuales solo quedan las ruinas hoy en día. Lutecia pasó a ser la capital de la provincia romana Lugdunensis Senona gracias a un alza en sus actividades comerciales, las cuales la hicieron prosperar.

Posterior a la caída del Imperio Romano, la ciudad fue el lugar en donde acontecieron diversas batallas y conquistas, pasando por las manos de varios imperios y ejércitos diferentes. París fue controlada por los pueblos germanos luego de que el Imperio Romano perdiera el control sobre ella, nombrándose para ese entonces la capital de la nueva Francia. Durante un periodo de aproximadamente 150 años, la ciudad fue atacada y saqueada por diferentes grupos vikingos, razón por la cual Odo, conde de París, dirigió la defensa de la ciudad por varios meses hasta que finalmente paso a ser co-gobernante del imperio y tío-abuelo del que seria nombrado el rey de Francia, Hugo Capeto en 987.

La dinastía de los Capeto hicieron de París un centro de comercio y eclesiástico, mediante la construcción de la Catedral de Notre Dame. Posteriormente en el reinado de Felipe Augusto, se edificaron construcciones importantes como el Palais du Louvre y la Sorbona en 1267. La dinastía de los Capeto acabó en 1328 lo que genero la Guerra de los Cien Años debido al conflicto con los ingleses en cuanto al reclamo de la corona francesa.
Durante esta época, se llevaron a cabo violentas batallas, guerras civiles, revueltas y caos en la ciudad, hasta que Carlos V logro recuperarla de las manos de los ingleses en 1429. En esa época fueron construidas mas edificaciones importantes y monumentos alrededor de la ciudad. Ya para 1594 Enrique IV fue coronado rey de Francia, ordenando este la construcción del Hospital de Saint-Louis, la ampliación del Louvre, entre otros. Luego del asesinato de Enrique IV la ciudad paso por las manos de diferentes reyes que, debido a su inexperiencia, acabaron con el descontento de la población, causando revueltas y manifestaciones.

En el año 1789 se inicio lo que se conoció como la Revolución Francesa, periodo en el cual el pueblo, debido a su malestar y enojo, causo revueltas y guerras civiles. Napoleón, gracias a sus logros y éxitos militares, logro convertirse en gobernante de Francia. Luego de su coronación en 1804, fueron construidos grandes monumentos en todo París, como el Arco del Triunfo.

La derrota de Napoleón, trajo consigo una serie de conflictos entre los cuales se involucraron Luis XIII, Carlos X y Luis Felipe quienes intentarían recuperar la nación para los Borbones, pero finalmente Napoleon III se haría con el poder. Napoleon III ordeno la construcción de grandes barrios y bulevares, como los Campos Eliseos, además de edificaciones como Opera Garnier. París creció con la unión de los barrios cercanos de Montmartre y La Villete.
Durante las campañas militares contra Prusia, Francia se vio sometida a diferentes acontecimientos, entre los cuales se incluyen los sucesos de La Comuna, los cuales dejaron un saldo de más de treinta mil muertos. Luego de esto sucesos, se instaló la Tercera Republica francesa, durante la cual se levantaron obras tales como la Torre Eiffel y se llevo a París hacia su fama como centro artístico y capital del pecado, al poseer diversos cabarets y burdeles famosos.

Durante las guerras mundiales en el siglo XX París no sufrió mayores daños. En los periodos de postguerra se establecieron en la ciudad diferentes filósofos y pensadores importantes cuyos puntos de vista terminarían con la renuncia de Charles de Gaulle gracias a la presión provocada por obreros y estudiantes.

Luego de la década de los 70’s, París ya se encontraría establecida como una capital mundial de renombre y uno de los centros artísticos, culturales e históricos mas importantes del mundo con el establecimiento de nuevos museos.