Breve Historia de Berlín

La historia de Berlín se inicia con la unión de dos colonias. En el siglo XIII, mercaderes y navegantes se asentaron en las orillas del rio Spree, fundando así, dos pueblos llamados Cölln y Berlín, los cuales de desarrollaron paralelamente hasta 1307, cuando fueron fusionados en una sola ciudad de nombre Berlín.

Casi cien años después, en 1415, Berlín se convirtió en la capital del estado de Brandeburgo y sitio de residencia de la dinastía de los Hohenzollen, quienes la transformaron en el centro cultural y artístico de la época. Esto, beneficio el desarrollo de la ciudad, y con la creación del Imperio Alemán, Berlín se convirtió entonces, en la capital del Imperio en el año 1871.

Gracias a indemnizaciones económicas pagadas por Francia a Alemania, el desarrollo industrial y al surgimiento de nuevas empresas, la ciudad comenzó a crecer económicamente, así como también, demográficamente, alcanzando los 4 millones de habitantes en el año 1925.

Berlín Nazi

El capítulo más oscuro de la historia contemporánea alemana.

Durante la Segunda Guerra Mundial, la mayoría de la ciudad fue destruida por bombarderos británicos y estadounidenses. Luego de la guerra, y una vez rendida Alemania, Berlín fue dividida en cuatro sectores administrativos. Años más adelante, Estados Unidos, Francia y Reino Unido unificaron tres de los sectores para incorporarlos en la Republica Federal de Alemania.

Debido a las discrepancias por parte de la Unión Soviética con respecto a esta decisión, ésta bloqueo dicho sector, y estableció la Republica Democrática Alemana cuya capital fue Berlín Este.

Debido al fracaso que supuso dicho bloqueo de los soviéticos hacia la Republica Federal, se decidió entonces cercar dichos sectores de la Republica Federal de Alemania, mediante el levantamiento de un muro, conocido como el Muero de Berlín, separando así ambas partes de la ciudad, intentando bloquear y aislar a los habitantes de la Republica Federal. Sin embargo, el verdadero aislamiento, ocurrió con los habitantes de la República Democrática Alemana, lo que produjo una multitud de fugas, causando aproximadamente 200 muertes.
Debido al descontento generado en la población con la construcción del muro, el aislamiento de los habitantes de la Republica Democrática Alemana, y los diferentes conflictos originados a raíz de la Guerra Fría, el Muro de Berlín cayó finalmente el 9 de noviembre del año 1989.

Berlín en la RDA

La vida en el Berlín comunista de la República Democrática Alemana

Finalmente, la Republica Democrática de Alemania, dejo de existir en el año 1990, restableciéndose la unidad de Alemania y con ella, la unidad de la cuidad de Berlín, siendo así, la capital de la Republica Federal de Alemania.
Actualmente, muchos edificios emblemáticos de Berlín, han sido reconstruidos por los mejores arquitectos e ingenieros del mundo, con el fin de recuperar lo que eran antes de la guerra, siendo el Edificio Reichtag el símbolo del renacimiento de la ciudad. Edificios clásicos se mezclan con la arquitectura moderna e innovadora. Cada año, se construyen numerosos edificios para albergar las diferentes instituciones que necesita el país.

Berlín constituye el centro de poder económico, político y cultural de Alemania, siendo hoy en día, una de las capitales más importantes de Europa y del mundo.