Los destinos de montaña son cada vez más relevantes a la hora de planificar las vacaciones de verano. Frente al calor y a las multitudes típicas de las zonas de playa, cobra fuerza un turismo más relajado, que combina la naturaleza con temperaturas agradables y actividades al aire libre. Dentro de las opciones de turismo de montaña, uno de los destinos preferidos sigue siendo Andorra. El pequeño país de los Pirineos reúne año tras año a miles de veraneantes que huyen de la aglomeración para disfrutar del aire puro, el silencio y los paisajes dignos de postal o selfie.

Qué ver en Andorra

Qué ver en Andorra

En lo que a alojamientos se refiere, Andorra cuenta con el portal Esquiades.com, que permite encontrar habitaciones de hotel a buen precio, en distintas zonas del Principado. También hay ofertas que incluyen la entrada a Caldea, el centro termal y de relajación más importante de Europa.

Los aficionados al esquí pueden aprovechar para hacer sus reservas con anticipación al invierno. Las ofertas de esquí en Vallnord para la próxima temporada incluyen dos noches de hotel y forfait por poco más de 160 euros. El forfait permite acceder a los dos sectores que componen la estación: Pal-Arinsal y Ordino-Arcalís.

El verano en Andorra presenta todo un abanico de posibilidades. Las pistas de esquí, que invierno aparecen cubiertas de nieve, se convierten en un lugar perfecto para hacer senderismo y descubrir parajes idílicos. Pero existen más alternativas de ocio, como las que se nombran a continuación:

Qué ver en Andorra

Caldea

El centro termal de Caldea es uno de los elementos distintivos del Principado de Andorra. Su estructura llama de inmediato la atención, pero lo más atractivo para los turistas son sus amplias piscinas, donde las cortinas de agua y los surtidores se combinan con luces de colores y efectos sonoros.

Caldea - Andorra

Caldea – Andorra

Caldea cuenta con jacuzzis, espacio para aquamajase, camas de burbujas, sauna y un hamman o esparcidor de calor, entre otros servicios. También tiene áreas infantiles y espacios solo para adultos con tratamientos especializados.

Turismo de aventura

Los aficionados a la aventura tienen en Andorra una larga lista de actividades para todas las edades: Barranquismo, recorridos en buggies, rutas en quad ó 4×4, rafting, puenting, vías ferratas, mountain bike, paseos a caballo, entre otras.

Una de las propuestas que más aprecian los visitantes es el circuito de aventura vertical del bosque de Segudet, a 10 minutos del pueblo de Ordino. Allí, grandes y pequeños tienen la oportunidad de lanzarse en tirolina, atravesar puentes de todo tipo, viajar con lianas de árbol en árbol o superar un tramo de pared con la ayuda de pasamanos. Es importante mencionar que todas las actividades están supervisadas por profesionales y el mínimo de edad para participar son 7 años.

En Grand Valira se encuentra la tirolina más larga de los Pirineos, con un recorrido total de 5.590 metros que forma parte del espacio temático Mont Magic, en Canillo, y está abierta todo el año. Durante el descenso se puede alcanzar una velocidad máxima de hasta 80 km/h.

Parques naturales

El Principado de Andorra alberga tres parques naturales, dos en la zona norte y un tercero que ocupa la parte central del territorio. El más extenso es el Madriu-Perafita-Claror, con una extensión de 40.000 hectáreas, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Este parque posee una importante muestra de fauna y flora pirenaica y conserva todavía algunas edificaciones antiguas vinculadas a la actividad del pastoreo.

El segundo parque en extensión es el de Valls de Comapedrosa, donde se sitúa el pico más alto de Andorra (el Comapedrosa, con 2.942). Allí viven especies protegidas como el águila real, el pájaro quebrantahuesos o la lagartija pallaresa. La tercera zona protegida es el Valle de Sorteny, donde habitan el rebeco, el tritón pirenaico o la rana bermeja.

Senderismo en Andorra

Senderismo en Andorra

Los tres parques naturales conforman un paisaje perfecto para la práctica del senderismo, con diversas rutas y niveles de dificultad, donde las más apreciadas son las que llevan hasta los lagos. El itinerario permite descubrir el Llac d´Engolasters, els Estanys de Juclà o los lagos de Tristaina. Los más preparados pueden atreverse con el Estany de les Truites y el de la Nou, ubicado en el parque de Madriu-Perafita-Claror. Este último tiene una particularidad: Sus aguas no son tan frías como las del resto porque se nutre de aguas que provienen del subsuelo.

Pueblos andorranos

Otro de los atractivos de Andorra son sus pintorescos pueblos de piedra y tejados de pizarra como Prat, Pal, Les Bons, Llor, que son ejemplos de la arquitectura de montaña, donde los restos medievales se alternan con muestras del románico religioso.

Una de las poblaciones más conocidas es Ordino, que alberga el curioso Museo de la Miniatura. Y los que prefieran el bullicio solo tienen que desplazarse 10 km para llegar a Andorra la Vella, siempre repleta de visitantes en busca de productos rebajados.

Leave a Reply