Bratislava

Bratislava

Bratislava, al igual que Oporto, es de esas ciudades en las que una visita turística no consiste en ver iconos imperdibles, sino más bien en perderse por las calles y dejarse llevar por la pintoresca belleza de la ciudad. La capital de Eslovaquia es la muestra más pura de lo que se espera de una pequeña capital centroeuropea. Compacta, navegable y llena de encanto, Bratislava es una ciudad que vale la pena visitar como parte de una ruta por Centroeuropa.

Esta es una pequeña lista con las atracciones que ver en Bratislava, una urbe de pequeñas proporciones.

Castillo de Bratislava

Castillo de Bratislava

Castillo de Bratislava

El castillo de Bratislava domina la ciudad y el río Danubio. Es uno de los símbolos de Bratislava y de Eslovaquia en general. Fue mencionado por vez primera en el año 907.

Esta fortaleza fue, durante siglos, el lugar donde los monarcas de Austria-Hungría guardaban la corona de San Esteban y otras importantes joyas de la corona. En 1811 la mayor parte del castillo fue consumido por un voraz incendio.

Los trabajos de restauración de las ruinas no serían iniciadas hasta la década de 1950 y se prolongaron durante más de veinte años en los que la antigua fortaleza funcionó como centro de exposiciones y depósito del Museo Nacional Eslovaco.

Desde el recinto amurallado del castillo de Bratislava pueden apreciarse impresionantes vistas sobre la ciudad y el río.

Bratislava desde el castillo

Bratislava desde el castillo

Catedral de San Martín

Catedral de Bratislava

Catedral de Bratislava

Esta estilizada catedral gótica está dedicada a San Martín de Tours, que nació en la antigua provincia romana de Sabaria, actual Szombathely. En época imperial, la iglesia funcionaba como templo de coronación. Fue aquí donde 11 reyes húngaros y 8 consortes reales fueron coronados entre los años 1563 y 1830. Una gran maqueta cubierta de oro de la iglesia con la corona de San Esteban recuerda esta antigua tradición en su interior.

Este templo, recientemente restaurado muestra una estatua ecuestre de San Martín, obra de Georg Raphael Donner.

Es posible también visitar las criptas subterráneas donde están enterrados los arzobispos de Esztergom y donde se guardan las ricas colecciones del tesoro de la iglesia.

La plaza central de Bratislava

La plaza más céntrica y prominente del casco histórico de Bratislava se llama Stara radnica. Durante siglos, este ha sido el punto neurálgico de la capital. A lo largo del año aquí se celebran mercados, ferias medievales, desfiles militares, obras de teatro y todo tipo de celebraciones que contrastan con su antigua función como lugar de ejecuciones públicas durante la Edad Media.

Plaza Central y Ayuntamiento

Plaza Central y Ayuntamiento

Los palacios más prominentes de Bratislava se encuentran alrededor de este punto. En el centro se encuentra la fuente de Rolando, un regalo del rey Maximiliano a la ciudad que data de 1570.

El impresionante ayuntamiento se encuentra en el extremo este de la plaza.

Ayuntamieto de Bratislava

El ayuntamiento de la capital es en realidad un complejo de distintos edificios históricos de distnta época y estilo. El conjunto arquitectónico ha sido desarrollado paulatinamente desde el siglo XIII, cuando la torre era usada como casa de Jakob, el primer alcalde de la ciudad de Bratislava. Con el paso de los siglos, el cabildo fue reconstruído gran cantidad de veces, la última justo antes del estallido de la Primera Guerra Mundial.

Actualmente el complejo funciona, además de como ayuntamiento, como sede del Museo Municipal y Archivo de la Ciudad.

Palacio del primado

El primado de Esztergom era la cabeza de la Iglesia Católica en Hungría. Como Bratislava era una de las ciudades más importantes del país, con gran presencia de familias nobles, se le contruyó a su arzobispo una residencia oficial en el centro de la ciudad. De hecho, se trata de la casa más grande de la ciudad.

Michalska Veza (Torre de San Miguel)

Torre de San Miguel

Torre de San Miguel

El techo de esta torre es uno de los símbolos de la ciudad. La peculiar postal creada por esta torre y el pequeño puente de su lado norte conforman uno de los más bonitos rincones de todo Bratislava. Es posible subir a la cima de esta torre del siglo XIV para apreciar las vistas.

El OVNI

El puente Nuevo fue el segundo puente que se contruyó sobre el Danubio, a finales de los años 60 y en pleno auge del régimen comunista.

OVNI Bratislava

OVNI Bratislava

Los urbanistas megalómanos (típicos de la época) decidieron destruir, para su construcción, buena parte del barrio judío de la ciudad, trayendo el distribuidor de la autopista hasta la mismísima puerta de la catedral de San Martín.

Este hecho marcaría para siempre la distribución urbana de Bratislava, creando una fea cicatriz en la cara de la, igualmente hermosa, ciudad.

Si bien el puente despierta sentimientos negativos entre los habitantes de la ciudad, se trata de uno de los más puos ejemplos de arquitectura de los años sesenta de toda Europa.

El mayor atractivo de este puente es la presencia en su cima de un restaurante desde el cual se pueden apreciar vistas, no sólo de Bratislava, sino también de territorios de Hungría y Austria.

La iglesia azul

Iglesia Azul de Bratislava

Iglesia Azul de Bratislava

La iglesia azul es un extravagante edificio de estio art nouveau, diseñado por el arquitecto Odon Lechner justo antes del estallido de la Primera Guerra Mundial, cuando nadie imaginaba que el Imperio austro-húngaro tenía los días contados. La iglesia está dedicada a Santa Isabel, y es uno de los ejemplos de arquitectura modernista más destacables de Centroeuropa.

Las estatuas de Bratislava

A medida que Bratislava se deshacía de los últimos vestigios de la era comunista, el Ayuntamiento puso un esfuerzo especial en traer color a la ciudad. Parte de ese empeño se reflejó en la instalación de distintas estatuas en el centro histórico de Bratislava.

Estatuas de Bratislava

Estatuas de Bratislava

Desde un limpiador de cloacas, pasando por un soldado de Napoleón o un paparazzo haciendo fotos, el casco antiguo de Bratislava es como un museo al aire libre de estatuas desenfadadas y divertidas.

Entradas, tours, visitas guiadas y otras actividades en Bratislava

Ver todos los tours en Bratislava

Prepara tu viaje a Bratislava

Información útil
  • Llegar a Bratislava: El aeropuerto de Bratislava está ubicado 9 kilómetros al noreste de la ciudad. Sin embargo, no tiene muchas conexiones con Europa Occidental. Lo mejor es volar a Viena y allí tomar uno de los frecuentes aurobuses que conectan el aeropuerto austríaco con la capital Eslovaca.
    Vueling ofrece conexiones directas entre Viena y Barcelona y Austrian Airways conecta Viena con Madrid y Barcelona.
  • Alojamiento recomendado: Yo me alojé en el Mercure Bratislava Centrum, un establecimiento de cuatro estrellas junto a la estación de trenes.
  • Más Alojamiento: Ver otros hoteles en Bratislava.
2 Comments
 
  1. Ara 30 mayo, 2017 at 8:34 pm Responder

    Totalmente de acuerdo con todo lo que dices. Cuando preparé el viaje a Bratislava tenía pensado ir con la lista de cosas que ver y cuando llegué allí me dí cuenta de que lo mejor era perderse por sus calles e ir descubriendola poco a poco.
    Me encanta tu blog y el toque personal que le das a las entradas, yo acabo de empezar uno con mi amiga, por lo que te invitamos a que te pases por él ;)

  2. carlos 11 septiembre, 2014 at 4:57 pm Responder

    La ciudad es una maravilla, pero las fotos lo son aún más.

    Ya me contarás como le das ese efecto al color de las imágenes, están genial.

    Espero volver éste año, esas calles me tienen enamorado.

    Felicidades por el blo,

    SALUDOS

Leave a Reply