comer_en_roma

Si hay un país famoso por su extensa y deliciosa gastronomía, es Italia. El país de la bota puede presumir de tener una de las cocinas más variadas y reconocidas de mundo y no es difícil entender porqué.

La capital de Italia, además de compartir la extensa herencia gastronómica que hace del país un lugar único, también tiene algunos platos típicos diferenciados del resto de la península. La cocina romana se caracteriza sobre todo por ser más pesado en proteínas y por emplear una mayor cantidad de salsas blancas, a diferencia de las tradicionales salsas a base de tomate de otras regiones italianas.

En sí, la comida típica de Roma no es la más ligera de Italia, pero sí una de las más ricas y sabrosas.

Tal y como explicaba en mi artículo con los mejores consejos para viajar a Roma, mi barrio favorito de la Ciudad Eterna para pegar un bocado es el Trastevere, pero hay otros lugares a lo largo y ancho de la ciudad con muy buenas trattorie y tavole calde, así como restaurantes de prestigio. Para una lista de lugares recomendables para comer, puedes echarle un vistazo a la guía gastronómica de HouseTrip.

Esta es una lista de nueve platos para probar en Roma.

Pizza Bianca

Literalmente traducida como “pizza blanca”, esta curiosa pizza presenta un pan de estilo foccacia y suele ser ligera, suave y esponjosa. Se puede encontrar en todas las panaderías en Roma.

Saltimbocca alla Romana

Este sabroso plato de medallones de ternera envueltos con prosciutto y salvia es un clásico de la cocina italiana.

Coda alla Vaccinara

Roma es conocida por sus entrañas y despojos, es decir, por sus platos típicos con base de vísceras y otras partes, normalmente desechadas, del cerdo y la res. Coda alla Vaccinara – Rabo de Toro Estofado – es uno de los platos más famosos de este repertorio.

Quinto Quarto

El Quinto Quarto tiene sus orígenes en el barrio de Testaccio de Roma, que durante la mayor parte del siglo 20 albergó el matadero más grande de Europa.

A los trabajadores del matadero se les solía pagar en especie, con cortes de carne y entrañas, callos, lengua y todo tipo de despojos de ovejas, reses o cerdos que llegaban a pesar, una vez extraídas del animal, un cuarto del peso total del mismo.

Por este motivo, a las bolsas de “propinas” que se llevaban los trabajadores a casa se les empezó a conocer como los “quintos cuartos”.

Para no desperdiciar los despojos, se empezaron a crear recetas con ellos.

Algunas de estas recetas son la trippa alla romana, servida con salsa de tomate y queso de oveja, la coda alla vaccinara, mencionada anteriormente o la pajata o pagliata, que es nada menos que los intestinos de un becerro recién nacido y que normalmente sirven para hacer la base de una popular receta de rigatoni.

La pizza romana

La pizza en Roma no tiene nada que ver la que podemos encontrar en Nápoles, a sólo 2 horas por la carretera. En Roma, la pizza es muy delgada, no tiene borde y si se hace bien, cruje al romperla. Al igual que pasa con la carbonara, preguntar por la mejor pizza de Roma generará aireados debates. Hay muchos lugares excepcionales en Roma para probar una buena pizza, pero recuerda que los hornos de leña sólo se encienden por la noche, así que lo mejor es guardar la experiencia para la cena.

Fettucine al burro

Este es probablemente el plato más sencillo del mundo y el pan de cada día de miles de estudiantes de todo el mundo. Consiste en un plato con fideos largos (fettucine), queso rallado, y un montón de mantequilla.

Spaghetti Cacio e Pepe

Este simple plato de espaguetis tiene queso pecorino romano y un montón de pimientos. Al tratarse de un plato muy simple, es más posible que te lo encuentres en la casa de alguien o en una tavola calda antes que en un restaurante de cinco tenedores.

Carciofi

Las Carciofi o alcachofas, son una especialidad romana en la primavera, cuando las plantas son jóvenes, sabrosas y fáciles de manejar. Encontrarás carciofi alla giudia (a la judía), que son aplastadas y fritas y carciofi alla romana, que se cuecen al horno con ajo y menta.

Baccalà

El bacalao frito (filetti di baccalà) es un manjar derivado del Gueto, antiguo barrio judío de Roma, cerca del Campo dei Fiori. Otra preparación del bacalao en la Ciudad Eterna incluye filetes de bacalao cocinados a fuego lento en salsa de tomate, piñones y pasas.

Suppli al Telefono

Estos bocadillos baratos, que son básicamente bolas de arroz frito con un centro de mozzarella derretida, se venden en la mayoría de las pizzerías y bares, y son los favoritos de los estudiantes sin un duro. Se disfrutan mejor sin ningún otro acompañamiento culinario – ya que su función es llenar el estómago.

Ver consejos sobre dónde dormir en Roma

Opciones de alojamiento en Roma

About the Author

My name is Luis Cicerone. When I was little, I would walk around the house with an atlas in my hand. My rainy Sundays were spent memorising maps and capitals. At fifteen I did my first solo trip and since then I travel whenever I can. I work in travel marketing. I love photography, movies and cat videos.

2 Comments
 
  1. franc 29 junio, 2014 at 12:29 pm Responder

    Hemos creado un nuevo blog sobre historias tailandesas os invitamos a todos a visitarlo. Saludos!!

  2. Marcello Arrambide 25 junio, 2014 at 3:45 pm Responder

    Excelente post, lo tomaré en cuenta para mi próximo viaje a Italia. Saludos desde Colombia

Leave a Reply