Restaurante Bodega Bar El Pimpi

Málaga es una ciudad que ha sabido reinventarse. En los últimos años, la ciudad andaluza ha añadido atracciones, museos y hoteles a su oferta turística y ha renovado y remodelado algunas de sus zonas más emblemáticas para hacer una ciudad más amable y dinámica.

Sin embargo, aunque Málaga esté cambiando a pasos agigantados, hay cosas que se mantienen como siempre.

Esta premisa es probablemente una máxima cuando hablamos de la gastronomía típica andaluza, una cocina que, a lo largo de su historia, ha seducido infinidad de paladares y que en Málaga encuentra uno de sus más importantes escaparates.

Cuando se trata de encontrar restaurantes típicos en Málaga, los malagueños lo tienen claro, es imposible no acertar con la bodega “El Pimpi”.

Ubicado en el corazón de la ciudad, en una típica casa andaluza ubicada en plena calle de Granada, El Pimpi es un establecimiento con solera, carisma y una reputación que le precede.

La decoración del restaurante es a la vez sencilla y profusa, si es que se puede ser ambas cosas a la vez, y tiene ese carácter típico andaluz que mezcla geranios, barriles y azulejos con posters modernistas de principios de siglo para crear una atmósfera evocadora.

Durante décadas, El Pimpi ha sido lugar de encuentro de muchas personalidades del mundo de la farándula, el deporte y la política, prueba de esto son la multitud de retratos autografiados que cuelgan de sus paredes. Antonio Banderas, Alex de la Iglesia, Boris Izaguirre o Ágatha Ruiz de la Prada han dejado su imprenta en el local y su autógrafo en algunos de los barriles que lo decoran.

Famosos en El Pimpi

Famosos en El Pimpi

El servicio es muy eficiente, sobe todo teniendo en cuenta la cantidad de personas que atienden. También es un trato amigable y cercano, pero sin serlo demasiado.

Durante mi visita probé el menú de tapas de El Pimpi, que básicamente consistía en una serie de pequeñas raciones de comida típica malagueña (incluyendo el famoso pescaíto frito), siempre acompañadas de los típicos picos y un buen vino de la tierra.

La maratón gastronómica andaluza empezó con una ración de ensaladilla rusa, decorada de forma moderna pero sin perder su tradición y su sabor.

Ensaladilla

Ensaladilla

A la ensalada le siguieron una serie de montaditos de distintos sabores, entre los que estaban anchoas, queso de cabra con mermelada, ahumados y patés.

Montaditos El Pimpi

Montaditos El Pimpi

Como plato fuerte llegaron las frituras, por un lado unas berenjenas rebozadas con caramelo y por el otro un plato de distintos tipos de pescado frito, boquerones, bacalao, calamarcitos y cazón.

Frituras El Pimpi

Frituras El Pimpi

El festín finalizó con una pequeña degustación de postres y unas trufas de chocolate, acompañados de otra de las grandes estrellas del Pimpi, el vino dulce de Málaga.

Postres

Postres

Posiblemente el secreto del triunfo de este gran clásico malagueño es la sencillez y la tradición de su cocina, con platos populares y bien elaborados y gran cantidad de vinos locales de distintos tipos.

Descubre las mejores zonas para dormir en Málaga.

About the Author

My name is Luis Cicerone. When I was little, I would walk around the house with an atlas in my hand. My rainy Sundays were spent memorising maps and capitals. At fifteen I did my first solo trip and since then I travel whenever I can. I work in travel marketing. I love photography, movies and cat videos.

2 Comments
 
  1. Paco Piniella 9 febrero, 2014 at 3:59 pm Responder

    Qué buenos recuerdos de El Pimpi.
    Saludos desde mi blog de viajes “El LoBo BoBo”.

    • xixerone 11 febrero, 2014 at 8:56 pm Responder

      ¡Es un lugar con mucho carácter! Gracias por pasarte.

Leave a Reply