Hotel Kurhaus

Hotel Kurhaus

Sede del gobierno holandés y del Tribunal Internacional, antaño elegida por la aristocracia por sus playas, en Den Haag, su nombre holandés, se puede encontrar tranquilidad, arquitectura, modernidad y mar, una combinación perfecta para pasar una jornada a pocos minutos en tren desde Ámsterdam.

A continuación los lugares esenciales que no debes perderte de La Haya.

Het Binnenhof (El Parlamento)

La traducción literal de su nombre es “patio interior”, pero en realidad es un complejo de edificios que acoge desde el siglo XIII el parlamento holandés. Su reflejo sobre las aguas de su gran estanque, el Hofvijver, recuerda un poco al parlamento de Londres y su pieza central es el gótico Ridderzaal (Salón de los Caballeros), concebido originalmente como salón de baile y que es hoy el centro de ceremonias y salón del trono del gobierno, donde cada tercer martes de septiembre tiene comienzo el año gubernamental en presencia de los reyes.

El Palacio de la Paz

Palacio de la Paz

Palacio de la Paz

Este edificio neo-renacentista construido a principios del siglo XX acoge la Corte Internacional de Justicia, el único órgano judicial de las Naciones Unidas no localizado en Nueva York, así como la Corte Permanente de Arbitraje y en él suelen celebrarse reconocidos actos de la política y el derecho internacional.

El Gemeentemuseum Den Haag (Museo Municipal)

El gran atractivo del museo municipal es que acoge la colección más grande del mundo de Mondrian, incluyendo su “Victory Boogie Woogiel”, la última gran obra inacabada del genial pintor holandés. Cuenta además con obras de Monet, Picasso, Egon Schiele, Kandinsky, Louise Bourgeois o Francis Bacon, y una interesante colección escultura, artes decorativas y moda, todo ello en un edificio del arquitecto H.P. Berlage, considerado el Frank Lloyd Wright holandés.

Museo Escher

En la La Haya se encuentra el museo del artista holandés Escher, famosos por cuadros llenos de patrones que se repiten hasta la saciedad sin dejar huecos, arquitecturas imposibles, escaleras paradójicas que suben y bajan a la vez y todotipo de ilusiones ópticas. Está ubicado en el palacio de invierno donde vivió la reina Emma a principios del siglo XX, el Lange Voorhout Palace. En este palaciego entorno, numerosas instalaciones dedicadas a Escher se suceden. Grabados, litografías y otras obras del artista, incluyendo sus famosas cascadas que parecen brotar de la tierra y sus manos que se dibujan la una a la otra se encuentran en este genial museo.

Panorama Meesdag

El panorama o ciclorama es una pintura cilíndrica de 40 metros de diámetro y 120 de circunferencia por 14 de alto que representa la playa de La Haya. Realizado entre 1880 y 1881, su autor Hendrik Willem Mesdag, fue un notable pintor de marinas de la escuela de La Haya y está considerado como el panorama más antiguo del mundo. Un observatorio en el centro de la sala, arena de playa real y una visión a 360º del paisaje crean la ilusión óptica al espectador de estar en la misma playa, entre las dunas. El cuadro se ubica desde hace más de un siglo en el mismo edificio para el cual fue concebido.

Mauritshuis

En un edificio construido en 1640 para el Conde Johan Maurits de Nassau, antiguo gobernador del Brasil, se aloja una de las más importantes pinacotecas holandesas y en sus fondos podemos encontrar grandes obras maestras de pintores de los Países Bajos como Rembrant, Frans Hals o Vermeer, del cual podemos contemplar la famosa “Joven de la perla”.

Paseo por la playa de Scheveningen

Playa de La Haya

Playa de La Haya

Al igual que otras ciudades europeas como Baden, Bled o San Sebastián, La Haya tiene una larga tradición como ciudad balneario, surgida a finales del siglo XIX cuando gran parte de la aristocracia europea elegía lugares cercanos a mares o lagos para pasar sus temporadas de verano. Este es el caso de la playa de Schevenigen (inmortalizada por Van Gogh en uno de sus cuadros) y de su lujoso Hotel Kurhaus, construido a finales del siglo XIX. Hoy posiblemente no tenga encanto de entonces, pero el ambiente moderno de sus terrazas, siempre bulliciosas y su agradable paseo marítimo son otra de las postales típicas de La Haya.

Hotel Kurhaus

Hotel Kurhaus La Haya _Salón

Concebido originalmene como hotel de lujo y sala de conciertos, estehistórico edificio de La Haya fue construido entre 1884 y 1885 por los arquitectos Johann Friedrich Henkenhaf and Friedrich Ebert y sus bóvedas fueron pintadas por el belga Van Hoeck. Durante comienzos del siglo XX fue alojamiento de reyes y nobles y su sala de conciertos una de las más reputadas hasta que en los años 60 cerró sus puertas con una actuación de los Rolling Stones.

Un paseo por la ciudad moderna

Si algo caracteriza a la ciudad de La Haya, es su nuevo perfil de edificios arriesgados como la Hoftoren, sede del Ministerio de Educación, Cultura y Ciencia holandesa que recuerda a una pluma, o El Ayuntamiento, cuya similitud a un iceberg hace que se haya ganado el sobrenombre del Palacio de Hielo. También destaca el rascacielos Het Strijkijzer cuya forma recuerda una versión moderna del neoyorquino Flatiron.

El mercado Haagse Markt

Haagse Markt

Haagse Markt

La Haya presume de tener el más grande mercado al aire libre de Europa, se celebra todos los lunes, miércoles, viernes y sábados en la calle Herman Costerstraat. En sus 540 puestos pueden encontrarse una gran variedad de productos como ropa, verduras, flores o frutas exóticas, además de un gran surtido de puestos de comida étnica.

Chinatown

Como muchas grandes ciudades del mundo, La Haya también tiene su propia comunidad china. Está localizada en el área que abarca desde el Amsterdamse Veerkade, a lo largo de Wagenstraat y hasta Gedempte Burgwal. Recomendable la zona Rabijn Maarsenplein para comer algo de comida vietnamita, sushi japonés o un auténtico dim sum chino.

Entradas, tours, visitas guiadas y otras actividades en La Haya

Ver todos los tours en La Haya

Leave a Reply