Ljubljana, la capital de Eslovenia

Ljubljana, la capital de Eslovenia

Ljubljana tal vez sea una de las más desconocidas capitales centroeuropeas, tiene a la vez un poco de Viena y un toque de Praga.

Edificios medievales, barrocos, de influencias eslavas, germanas y mediterráneas y gran cantidad de modernismo, conocido aquí como “Secesión”, se juntan en una tranquila ciudad, rodeada de naturaleza y con una vibrante vida cultural que hace que sea ideal para pasar un par de días y plantear una escapada alternativa en Europa.

A continuación los lugares básicos que no debes perderte de la capital eslovena y las principales atracciones que ver en Ljubljana.

1. El Castillo

Castillo de Ljubljana

Ljubljana y su castillo

Tomando un funicular a los pies la colina más alta de Ljubljana, podemos acceder al castillo medieval, un lugar que posee las mejores vistas de la capital y alberga a la vez el museo virtual de historia eslovena, donde vídeos y distintos artefactos recorren desde sus orígenes romanos como Emona, hasta su independencia de Yugoslavia a principios de los años 90 del siglo pasado.

2. La Plaza Preseren

Preseren, su musa y la iglesia de la Anunciación

Preseren, su musa y la iglesia de la Anunciación

Uno de los más grandes poetas eslovenos fue France Preseren, romántico del XVIII, que dedicó una serie de sonetos a su amor imposible Julija Primic, que era dieciséis años menor que él. Julija pertenecía a la clase alta de la sociedad eslovena, mientras que Preseren, como poeta bohemio que era, no tenía donde caerse muerto.

Hoy en día considerado un héroe, Preseren es el autor de la letra del himno de Eslovenia y la fecha de su muerte (8 de febrero) es una fiesta nacional. Su estatua está erguida sobre un pedestal, mientras que la figura de una musa señala a una casa en el otro extremo de la plaza. En la fachada de esta casa puede verse una representación de la joven Julija que le devuelve la mirada.

Julija en su ventana

Julija en su ventana

Es la versión eslovena de Romeo y Julieta.

En las inmediaciones de la plaza también se encuentra la franciscana Iglesia de la Anunciación, en un llamativo color salmón y de estilo barroco italianizante. Es en la aledaña calle Miklosiceva, donde se encuentran algunos de los ejemplos más representativos del art nouveau (modernismo o secession) de la ciudad, es el caso del edificio Centromerkur con su colorida fachada y el Cooperative Business Bank.

Centromerkur

Centromerkur

Al sur de la plaza está el curioso Puente Triple, obra de Plecnik, uno de los arquitectos eslovenos más importantes. Su curiosa forma se debe a la necesidad de evitar los embotellamientos que generaba el puente central original, de 1842 y construido en honor del archiduque Franz Karl. Plecnik decidió añadir dos laterales más altos y construidos en 1932.

3. La Catedral de San Nicolás

El original edificio gótico fue reemplazado por la actual iglesia de estilo barroco, reconocible por su gran cúpula verde y sus dos torres. Las impresionantes puertas de bronce de este templo explican la historia eslovena y su sobrio exterior contrasta con un interior de profusa decoración barroca, con estucos blancos, mármoles y frescos.

Catedral de Ljubljana

Catedral de Ljubljana

4. Mercado Central y antiguo puente de los carniceros

Mercado Central de Ljubljana

Mercado Central de Ljubljana

Una vez cruzados los tres puentes y junto a la Catedral, se sitúa este mercado al aire libre, con una columnata también obra de Plecnik, su construccíon se origina en la acumulación de puestos de carniceros que había en el puente que cruza el río. El mal olor que éstos generaban, replanteó la zona de mercado de la capital eslovena a principios del XIX. Productos típicos se mezclan con ropa y todo tipo de productos artesanales. También es ideal para tomar algo típico de la gastronomía eslovena como el Cevapi, una parrillada de carne picada servida sobre pan plano.

A lo largo del puente se pueden ver las modernas esculturas de uno de los más famosos artistas eslovenos, Jakov Brdar que representan interpretaciones del pecado y la carne (dedicado a los carniceros que en su día ocupaban el puente) según las mitologías cristiana, griega y romana: la expulsión de Adán y Eva del paraíso justo enfrente de la catedral, Sátiro, mitad hombre y mitad carnero y Prometeo representado con su hígado devorado por el águila que Zeus mandaba cada noche, pero que por su inmortalidad volvía a crecerle cada mañana. A parte una decena de monstruos, ranas y peces pueblan parte de las barandillas del puente. Hoy por hoy el puente se ha convertido en el símbolo del amor de la capital eslovena, donde cientos de candados se acumulan colgando de su barandillas.

Candados en el puente de los Carniceros Ljubljana

Candados en el puente de los Carniceros Ljubljana

5. El puente Zmajski o de los dragones

Dragón del puente Zmajski

Dragón del puente Zmajski

Es conocido por sus cuatro dragones, símbolo de la ciudad y construido en 1901 para conmemorar el cuarenta aniversario de la coronación del emperador austro-húngaro tiene el hito de ser uno de los primeros puentes de hormigón de Europa y con el arco más largo, y de los pocos ejemplos del art decó en arquitectura civil.

6. Mestni

Es el corazón medieval de la ciudad, pero poco conserva de él debido a los numerosos terremotos que ha sufrido. El estilo barroco del Ayuntamiento, el Museo de Arte de la ciudad y de la Casa Lichtenberg del siglo XVI se mezclan con el estilo Imperio de la Casa Souvan.

Fuente de Robba y Ayuntamiento de Ljubljana

Fuente de Robba y Ayuntamiento de Ljubljana

En su recorrido, en la Plaza de la ciudad se encuentra la fuente de Robba, de mediados del XVIII, que lleva el nombre de su creador, el escultor y arquitecto veneciano que pasó gran parte de su vida en Ljubljana y que inspirándose directamente en la romana de Plaza Navona, creó un homenaje a los ríos que bañan la zona, el Sava, el Ljubljanica y el Krka, y cuya planta también representa la forma de tres hojas, el antiguo sello de la ciudad.

7. El río Ljubljanica

Ljubljana está bañada de oeste a este por el río Ljubljanica, un paseo en barco o a pie por su ribera, nos da una vista diferente de la ciudad y de sus históricos puentes como el de San Jaime, el de los Carniceros, el de los Dragones, el de los Zapateros o el Triple Puente.

Río Ljubljanica

Río Ljubljanica

8. Parque Tívoli

Con 5 km2, el parque oficial de Ljubljana alberga el El Castillo Tívoli o residencia del mariscal Joseph Radetzky , el barroco castillo Cekin, el Museo de Historia Moderna y el Zoológico de la ciudad, todo ello rodeado de grandes praderas , campos florales, fuentes, un estanque y esculturas que le dotan de un gran atractivo tanto para los ciudadanos como para turistas.

9. Moderna Galerija Ljubljana (MG+MSUM)

Museo de Arte Moderno de Ljubljana

Museo de Arte Moderno de Ljubljana

El museo de arte moderno se encuentra en una de las zonas más alternativas de la ciudad, en lo que fue zona militar y junto al Museo Etnográfico. Reúne gran parte del arte contemporáneo esloveno, entre instalaciones, fotografía y videoarte mezclándose con exposiciones temporales.

10. Metelkova

Museo de Arte Moderno de Ljubljana

Museo de Arte Moderno de Ljubljana

La Ljubljana más moderna se reúne en lo que fue el cuartel militar primero del ejército austro-húngaro hasta comienzos del XIX y posteriormente del Ejército Popular de Yugoslavia. Su nombre procede de la calle en la que se sitúa y reúne un conglomerado de locales, entre galerías, asociaciones y pubs nocturnos que se auto-gestionan y a pesar de no haber alcanzado un estatus legal, logran sobrevivir de algunas ayudas estatales, municipales e incluso internacionales, motivados por la actividad cultural que mueven. No deja de ser una zona ocupada, pero ha llegado a alcanzar un importante punto de referencia cultural en la ciudad. Galerías de arte, conciertos alternativos, clubes nocturnos, instalaciones de arte, encuentros y conferencias en un espacio vecino al museo de arte moderno.

Entradas, tours, visitas guiadas y otras actividades en Ljubljana

Ver todos los tours en Ljubljana

About the Author

My name is Luis Cicerone. When I was little, I would walk around the house with an atlas in my hand. My rainy Sundays were spent memorising maps and capitals. At fifteen I did my first solo trip and since then I travel whenever I can. I work in travel marketing. I love photography, movies and cat videos.

3 Comments
 
  1. Artchitectours 7 octubre, 2013 at 10:37 am Responder

    ¡Perfectos lugares para visitar!

    En [link] puedes encontar tours de arquitectura por todas las capitales europeas y descubrir las maravillas que has escogido para el post ;)

    [Este comentario ha sido editado por contener links no autorizados]

Leave a Reply