Advertencia: Esta no es la típica reseña de hotel que suelo hacer en este blog. Es mucho mejor.

Hace unos días volví de una estancia de Turismo Rural en la zona del Penedés, esta vez de la mano de los amigos de EscapadaRural. Decir que se trató de una estancia normal y corriente sería desmerecer, en todos los sentidos, el magnífico fin de semana que pasé en Cal Santi.

Antes de empezar con la reseña de la Masía Cal Santi, de contarte que es una casa rural ubicada en la zona vinícola del Penedés y de hacer una ficha técnica de sus instalaciones y servicios, me gustaría hacer un pequeño inciso para hablar del verdadero factor a considerar antes de reservar este alojamiento.

Se trata de Pepa, la señora de Cal Santi. Extremeña de nacimiento y afincada en Cataluña durante más de 40 años. Una persona muy llana, natural y sonriente que aporta el toque humano y aún más encanto a la experiencia en la casa rural.

Pepa, la señora de Cal Santi

Según las conversaciones que tuvimos, por Cal Santi han pasado viajeros de todo tipo y de muchas nacionalidades. Franceses, italianos, suizos, alemanes, canadienses y estadounidenses. De esta casa rural también han salido dos mujeres vestidas de novia, que eligieron este lugar para pasar su última noche de soltera.

Pepa no sabe inglés, pero esto no es un problema para ella. Con un “meat”, “fish”, “thank you” y “good night” es capaz de hacer maravillas. Intenta arreglárselas para hacerse entender con sus huéspedes, pone mucho empeño en ello y así es capaz de decirles a unos holandeses con un español muy básico lo que es un fricandó con setas, que la mermelada de cereza es hecha por ella y que el aceite que están poniendo en la ensalada proviene de su propia cosecha.

Pepa se encarga de recibir a los viajeros, les muestra la masía y hace todo lo posible para que se sientan como en casa. Ella es la cocinera también y… ¡menuda cocinera! Piensa la comida que va a hacer y te pregunta si es lo que quieres comer, por si acaso no es plato de tu devoción. Además de encargarse de acondicionar la casa, hacer coladas, limpiar y pensar el menú, Pepa también está al cuidado de sus gallinas y de su huerto. En él hay cerezos, perales, almendros, olivos, palosantos, membrillos, manzanos, vides, tomates, berenjenas… Muchas de estas frutas y verduras las utiliza para la preparación de sus comidas y de sus postres.

Definitivamente, sin Pepa, el fin de semana no hubiese sido lo mismo.

Ahora sí, esta es la reseña de la casa rural Cal Santi.

La casa

Comedor

Como decía más arriba, Cal Santi es un alojamiento rural de cuatro espigas ubicado en una de las zonas vinícolas más importantes de Cataluña, a tres kilómetros de Vilafranca del Penedés y a diez minutos a pie de la Bodega Torres, una de las marcas de vino más famosas de España.

La casa está compuesta por tres habitaciones, cada una bautizada con el nombre de un tipo local de vino, Merlot, Macabeu o Xarel·lo.

Y es que la decoración de la masía entera gira en torno a la vid y al mundo de la uva.

Las zonas comunes de Cal Santi incluyen el recibidor, el comedor-sala de estar y una fabulosa y soleada terraza con vistas a Vilafranca y a los viñedos de Torres.

Terraza

Pepa suele dar la bienvenida a la sus huéspedes con una copa de cava y una tapa de patatas y embutido local.

Las habitaciones

Las habitaciones ocupan la planta alta de la casa.

Durante mi estancia en Cal Santi me alojé en la habitación Merlot. Es una estancia amplísima, decorada, como el resto de la casa, con motivos vinícolas y con una luminosidad excepcional.

La habitación se encontraba absolutamente inmaculada y la cama es de las más cómodas en las que he estado.

La ausencia de ruidos típicamente urbanos hace que dormir en Cal Santi sea todo un placer.

El baño

El baño de mi habitación estaba equipado con bañera, era amplio y estaba muy limpio. Incluía productos de higiene personal.

La cena

Por un módico precio extra, puedes contratar la cena en la casa.

Estas cenas de estilo casero y preparadas por Pepa son altamente recomendables. No sólo porque no hay muchas opciones en la zona aledaña, sino por la alta calidad de la comida y el cariño que la chef le pone a cada uno de sus platos, la mayoría elaborados con productos cultivados en la propia masía.

El desayuno

Al igual que la cena, el desayuno en Cal Santi es típico, variado y está buenísimo. Consiste en productos locales, frutas, embutidos y cereales.

Conclusión

Para pasar un fin de semana rural con encanto en el Penedès, no hay mejor opción que Cal Santi.

Reservas y contacto

Puedes hacer tu reserva en Cal Santi en la web de EscapadaRural o a través de su página web oficial.

About the Author

Me llamo Luis Cicerone. Cuando era pequeño me paseaba por casa con un atlas en la mano. Mis domingos lluviosos transcurrían memorizando mapas y capitales. A los quince años hice mi primer viaje en solitario y desde entonces viajo cada vez que puedo. Trabajo en marketing turismo en una agencia de viajes online como International Manager para el Medio Oriente y África. Me encanta la fotografía, las películas en versión original y los vídeos de gatos en Youtube.

Artículos relacionados

Barcelona es una de las principales ciudades turísticas de Europa, atrayendo a miles de visitantes...

Debido a su estatus como capital de España, Madrid es una ciudad moderna y cosmopolita. Su...

Ibiza fiesta Ibiza es famosa por sus fiesta y discotecas, pero esto es sólo una cuarta parte de lo...

Amplía tus fronteras con Euroacademi
2 Comments
 
  1. Luis Cicerone (@xixerone_) 6 octubre, 2012 at 5:05 am Responder

    Reseña rural: Masía Cal Santi http://t.co/XRfKpUAs
    #Barcelona #Cataluña #España #Europa #Reseñasdehotel

Leave a Reply

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>