1) Investiga tu destino

Haz de empezar haciendo los deberes, investiga a fondo el país al que vas a viajar. Cuáles son los aeropuertos principales, estaciones de tren, ferry, autobuses, puntos de acceso alternativos. Si existen hubs internacionales o aeropuertos low-cost cerca, cualquier tipo de información sobre la infraestructura de transporte te ayudará a decidir la forma más barata/cómoda de llegar.

Un vuelo ida y vuelta España-Eslovaquia te puede costar alrededor de 500 Euros, pero volando a la vecina Vienna y viajando por tren hasta Bratislava puedes recortar esa cifra hasta un 75%.

Hay muchos recursos en la web que te pueden ayudar a decidir cuál es la mejor opción para tu viaje. Visita la página oficial del ente de turismo del destino o cualquier página de guías de viaje como lonely planet, que ofrecen información detallada sobre el transporte de cualquier sitio.

Ten en cuenta que la información en las guías de viaje puede estar obsoleta, por lo que los foros de internet son probablemente la mejor fuente de información actualizada y comprobada para llegar de un punto A a un punto B, los foros de las grandes comunidades de viajes como trip advisor o matador pueden ayudarte.


2) Busca y Compara

Una vez tengas decididos puntos de origen y destino puedes empezar la búsqueda de los vuelos. Yo normalmente utilizo agregadores como kayak, trabber o skyscanner que te ofrecen la mayor flexibilidad a la hora de buscar vuelos.

Cuando tengas claros los vuelos que te interesan, la mejor opción es investigar en la página directa de la aerolínea el precio del mismo vuelo que te ofrece el agregador. Haciéndolo de esta forma estarás comprando directamente al proveedor, saltándote intermediarios (lo cual es muy útil cuando hay reclamaciones) y dependiendo de la aerolínea, encontrando tarifas más económicas que no se le facilitan a las agencias online o escapando de las (a veces abusivas) tasas de gestión.

3) Sé Flexible con las fechas y las horas.

No es ningún secreto que los precios de los billetes varían (y mucho) de un día para otro, si puedes permitirte el ser flexible con las fechas de tu viaje, utiliza herramientas de búsqueda flexible como las de lastminute o eDreams. Por norma general, los vuelos son más baratos con salida los martes y miércoles.

4) Vuela Low Cost.

Muchas aerolíneas de bajo coste no trabajan con agregadores o agencias online, la mejor forma de saber si hay alguna low cost operando en la zona en la que viajas en consultando la lista de low-costs de la wikipedia y dirigiéndote a cada una de las webs por separado.

5) Ve, pero vuelve.

En vuelos europeos y sobretodo en el caso de las low-cost y las aerolíneas pequeñas puede que te salga más económico comprar cada uno de los tramos por separado con distintas aerolíneas.

6) Aprovecha el cambio de divisas.

Actualmente el Euro es probablemente la divisa más sólida del mundo. Aprovecha la “debilidad” de las otras monedas a la hora de comprar tu vuelo. Muchas aerolíneas cotizan en Dólares o Libras Esterlinas, a veces puedes ahorrar mucho dinero comprando estos billetes en páginas extranjeras.

La única desventaja es que en el caso de incidencias es más difícil el reclamar, pero vale la pena investigar si aquel vuelo de British Airways a Londres es 10 Euros más baratos en lastminute España o en lastminute Reino Unido.

Obviamente en estos casos la compra sólo se debe hacer en páginas en las que se tenga cierta confianza, mejor aún si tienen presencia en España.

7) Viaja Ligero.

No voy a entrar en detalles de lo incómodo que es arrastrar una maleta de 30 kilos por las calles de Lisboa o subir las escaleras de un hotel de Ámsterdam con dos trolleys y una mochila.Viajar ligero no sólo te va a ahorrar muchos problemas y lumbalgias, sino también dinero. Muchas aerolíneas te van a cobrar hasta 30 Euros por facturar una maleta llena de cosas que probablemente no necesites!.

8) Hazte una tarjeta Visa Electron.

Prácticamente todas las aerolíneas low-cost cobran una tasa especial por utilizar tarjetas de crédito/débito, por lo general la Visa Electron tiene el coste más bajo.

9) Revisa lo que incluye el precio de tu billete.

Aunque es muy recomendable que siempre viajes con un seguro que cubra gastos médicos en caso de cualquier incidencia/enfermedad, los cargos por seguro de viaje/cancelación son opcionales aunque muchas aerolíneas los incluyen por defecto inflando así el precio del billete.

Lo mismo ocurre con extras opcionales tales como equipaje facturado, equipaje especial, pases a los salones VIP del aeropuerto, boarding prioritario, etc.

10) Factura Online

Imprimir la tarjeta de embarque desde casa no sólo te ahorra tiempo y previene overbookings, sino que dependiendo de la aerolínea también te ahorra dinero. Aerolíneas como Ryanair cobran tasas de hasta 40€ por facturar en el mostrador.

var uri = ‘http://impes.tradedoubler.com/imp?type(js)g(16340544)a(1792559)’ + new String (Math.random()).substring (2, 11);document.write(”);

Leave a Reply